Cacas & The Papas…. El arte chino de defecar (Parte 1)

•agosto 9, 2013 • 1 comentario

Si ánimo de producir en el humilde leyente todo tipo de sensaciones aberrantes y vomipurgantes, me dispongo a hacer un pequeño ensayo sobre “El retrete chino”, ese mundo conocido por los viajantes intrépidos, residentes y degustadores de la postcomida china ,lo que viene siendo denominado “el placer de descomer”.

Reglas del Cagar Reglas del Cagar

Si hay algo que el autor echa en falta en estos momentos, a pesar de la enorme tecnología que nos rodea, es el placer de captar olores de lo más nauseabundos y vomitivos con algún tipo de dispositivo y así poder transmitírselos a usted, amado lector.

Del mismo modo, también le recomiendo que deje a un lado todo tipo de alimentos, si es que está realizando algún tipo de ingesta por placer y se centre en imaginar, gozar y paladear el hedor que este post rezuma en cada palabra y cada foto.

Sin más, me dispongo a realizar un pequeño muestreo y valoración de parte de la información adquirida en estos meses en la China Popular. Para la comprensión por parte del lector, realizo una breve anotación: el hedor está representado en la escala FTD (Fe Ti Da); esta escala se mueve entre valores de 1-10, siendo 1 poco oloroso (aliento de chino con alitosis) y 10 extremadamente apestoso y nauseabundo (retrete atascado de Falete después de haber comido en una boda y haber tomado laxante de postre).

1-

Ubicación: WuTaiShan

Hedor: 250 (se sale de la escala)

Anotaciones al dorso: Probablemente en este caso, parecería que semejante u horripilante olor podría ser producido por 100 Faletes con salmonelosis y descomposición gastrointestinal severa.

IMG_20130727_083200

Perfil derecho del “abrevadero” para hacer el pipi. Las letrinas (agujeros del suelo) estaban justo enfrente, pero la ocupación por parte de dos amables aldeanos tirando de esfinter no permitió a un humilde servidor poder aguantar y realizar la foto

IMG_20130727_083259

Conocido como “La trastienda”, es la parte trasera de semejante estercolero, cantidad de mierdas agolpadas luchaban por abrirse camino hacia el edén de los mojones. Se podía disfrutar del nacimiento de estos seres en vivo y en directo. Un espectáculo semejante a la Aurora Boreal. El olor era lo peor que un hombre ha conocido sobre la faz de la tierra.

2-

Ubicación: Estación de autobuses de Guilin

Hedor: 150 (también se sale de la escala)

Anotaciones al dorso: Este siempre me trae recuerdos y es especialmente emotivo para mí. Fue el primero con un olor inhumano de los que te dejan marcado, y ha estado en el puesto número 1 hasta hace muy poco tiempo.  Las paredes impregnadas de caca a una altura de casi metro 70 le otorgan de un gran prestigio… En definitiva, un Must Smell.

Guilin Servicio

Guilin Servicio

3-

Ubicación: Beijing Railway Station

Hedor: 8

Anotaciones al dorso: Entre vómitos y diarreas los viajeros se preparan para los largos viajes ferroviarios.

IMG_20130726_214544IMG_20130726_214506

4-

Ubicación: Un tren nocturno cualquiera…

Hedor: 7

Anotaciones al dorso: Los viajeros que decidan aventurarse y dormir en un tren nocturno, podrán, además de disfrutar de los olores de los vagones, paladear las exquisiteces placenteras de los servicios.

IMG_20130330_093531

5-

Ubicación: Guilin, clásico bar

Hedor: 7

Anotaciones al dorso: Ni los bares más selectos se libran, y es que, amigos… el alcohol hace mucho daño entre la población china. Esta gente bebe más que la Reina Madre en la celebración de su cumpleaños y los vómitos y esencias afloran por estos lugares recónditos de la China Popular.

IMG_20130127_044634

6-

Ubicación: *

Hedor: 6

Anotaciones al dorso: Típico servicio en el que todo parece más o menos decente, si tenemos en cuenta que nos encontramos en China; pero en el que el olor despedido por las cañerías podría corroer hasta el mejor traje preparado para una guerra bacteriológica. Cabe destacar también, que de poco en poco, una familia de cucarachas sale a pasear como si de una familia de patitos se tratara. En cualquier caso, muy mono. Obsérvese el detalle del desatascador tamaño martillo de Tor que se encuentra sobre el retrete.

IMG-20130807-WA0001

7-

Ubicación: La traumátia experiencia hizo que el autor olvidara la situación geográfica

Hedor: 6

Anotaciones al dorso: Efectos de la comida china. Muy buen detalle de como la comida china afecta a sus propias gentes. Descomposición es el título de esta imagen. El lector podrá pararse con detenimiento a contar los tropezones intestinales y admirar su viscosidad.

IMG_20130216_074736

8-

Ubicación: Hutong Beijing, 4 in a row

Hedor: 5

Anotaciones al dorso: solo el mero hecho de imaginarse a cuatro usuarios expulsando sus heces al mismo tiempo ya hace merecer su presencia en este post. La cantidad de momentos íntimos que habrán compartido sus gentes no tiene límite ninguno. A pesar de que la suciedad no es excesiva, el olor era bastante nauseabundo.

IMG_20130714_173822

Y con esto, damos por finalizada la primera parte de El arte chino de defecar. Debido al numeroso material del que disponemos, nos hemos visto obligados a ir dosificando poco a poco este sofisticado e higiénico post. Espero que haya sido de su agrado y que le haya ayudado a casi paladear los sabores y sinsabores del mundo retretil chino.

*Aviso: Ningún mojón ha sido maltratado física o psicológicamente ni ha recibido ningún tipo de daños durante el desarrollo de esta investigación. Todos los mojones que aparecen en ella estaban en libertad.

Anuncios

龙 飞 (Lóng Fēi) Nuevo nombre, ¿nueva identidad?

•diciembre 23, 2012 • 3 comentarios

Después de un tiempo,  y tras contrastar sus opiniones sobre mí,  conocer diversos aspectos de mi vida y características de mi persona, mi querida profesora de chino me comunicó mi nuevo nombre chino.

龙 飞 

En pinyin, Lóng Fēi, la traducción sería Dragón Volador.

Eligió Dragón porque mi vida ha cambiado en el año del Dragón, año de la buena suerte chino,  porque soy alto y  fuerte (esto ya para su criterio jaja, ya sabemos como son las chinas) y porque me gustan las actividades que conlleven cierto riesgo.

La segunda parte significa Volar, ya que me encanta viajar y digamos que últimamente y en un futuro no muy lejano voy a emplear bastante tiempo en los aviones y porque me gustan ciertas actividades relacionadas con tirarse al vacío ya sea con cuerdas o sin ellas jaja. Con sus propias palabras, porque me gusta sentirme libre por el aire.

龙飞

Estoy muy contento con su elección, así que ya sabéis como llamarme si venís por Asia!

Hong Kong… el lugar en el que cada centímetro de hormigón batalla con la naturaleza por abrirse camino

•diciembre 23, 2012 • Dejar un comentario

Tras muchas semanas sin escribir debido a viajes, trabajo y eventos varios, retomo el blog para comentar mis queridas andanzas por estas tierras plagadas de curiosidades y de situaciones inolvidables.

Después de unas semanas encerrados,  tras salir del trabajo, fuimos directos y sin pausa hacia el aeropuerto para iniciar nuestro primer viaje “fuera” de China, y digo fuera entre comillas porque hoy en día, tras haber sido colonia inglesa, Hong Kong a pesar de no formar parte estrictamente de China, es considerada una Región Especial Administrativa de la misma. Es un lugar insólito, en el cuál dan cabida en muy poco espacio mar, montañas, rascacielos, bosques, islas… un lugar en el que puedes pasar en tan solo 15 minutos del bullicio, las mareas de gente, las plataformas y las estrechas aceras (las pocas veces que las hay) a estar en el más  absoluto relax en medio de la naturaleza.

Típica calle no calle

Vistas desde montaña

Recién llegados a la estación de Hong Kong, tras coger el tren desde el aeropuerto, nos reencontramos con mi gran amigo Edu, compañero de faenas este verano y mejor persona. Después de los pertinentes saludos cogemos un taxi y nos dirigimos a su casa para dejar los enseres y prepararnos para disfrutar la noche de Puerto Fragante.

A la mañana siguiente, tras dormir poco más de una hora, cosa que evidentemente se puede apreciar en los caretos de las fotos, nos dispusimos a quemar las suelas de las zapatillas y descubrir los míticos rincones de esa gran, pequeña ciudad.

Sin duda alguna lo que más impresiona al principio de Hong Kong Island es la ausencia de aceras, simplemente no existen, o al menos no como las conocemos, en una ciudad que se levanta sobre un puñado de tierra entre mar y montaña dónde no cabe ni un edificio más, no se pueden permitir desperdiciar el poco espacio que poseen para construirlas, porque sin duda, es mucho mejor aprovecharlo para levantar enormes edificios que alberguen la mayor cantidad de personas posibles. Quizás al inicio pueda resultar algo agobiante esa falta de espacio y el moverte entre plataformas que pasan por encima de las carreteras de edificio a edificio, puentes…. no es mi caso, sin duda me que de gratamente impactado por la novedad.

Tras la visita a un clásico templo, nos encaminamos hacia Victoria Peak, montaña situada a las espaldas de Hong Kong Island a tan solo 15 minutos en taxi en la que se pueden disfrutar de unas espectaculares vistas de toda la zona, Hong Kong Island, Kowloon, Causeway Bay… Lugar digno de visitar, y si tienes suerte y no hay mucha contaminación y bruma, sin duda quedarás enamorado de la ciudad.

Vista desde Victoria Peak

Otro conocido “must see” es el famoso Budha gigante de Lantau, que se encuentra en la isla de la que toma el nombre, la Isla de Lantau, vecina de la artificial en la que se encuentra el aeropuerto del “país”. Recomendable ir en metro hasta los pies de la montaña. Una vez allí existen dos maneras de subir, teleférico y por carretera. Sin duda alguna lo que más aconsejo para disfrutar de la experiencia es subir deslumbrándose por el largo e interminable teleférico, que cruza mar y bosques, y bajar gozando de la conducción agresiva de un buen autobusero entre curvas que se retuercen en medio de la montaña. Una vez llegados arriba sin duda os quedaréis deslumbrados por el enorme Budha que allí se encuentra, en medio de ese paraje, y seguro que surgirán las inquietudes y la curiosidad  de saber cómo lograron subirlo hasta allí. Como pequeña pega, cabe menciona que justo a los pies del Budha, han construido una pequeña zona típica de turisteo, con sus puestecillos e historias, que desentonan un poco con el paraje natural.

IMG_1352

IMG_1359

IMG_1361

IMG_1362

IMG_1396

Entrada la noche, dos actividades esenciales en Hong Kong son subir a uno de los rascacielos más altos del mundo, a la última planta, dónde se encuentra un bar/discoteca para gozar de unas IMPRESIONANTES vistas de toda la bahía mientras disfrutas de una cara cerveza, eso sí, pero merece la pena sin ninguna duda, estoy seguro que esas imágenes no se me borrarán jamás de la mente. La otra y muy famosa, quizás la más famosa de Hong Kong, es ir a Kowloon y pasear por el Paseo de las Estrellas enfrente de Hong Kong Island, disfrutando del mar que las separa y gozando del Skyline. Todas las noches se realiza un espectáculo, al que acuden miles de personas para presenciarlo desde el paseo. De repente gran parte de los rascacielos que componen el Skyline de Hong Kong Island empiezan a encender y apagar luces, moverlas, cambiarlas de color, “al ritmo de la música”, sin duda lo menos bueno del espectáculo ya que parece sacada de un videojuego de la GameBoy. El evento es conocido como Symphony of Lights y aquí os dejo un enlace para que podáis ver en vídeo tan curioso evento.

IMG_1416

IMG_1453

Después de disfrutar del Symphony of Lights, lo más tipico es seguir recorriendo el paseo de las estrellas, llamado así porque es una copia del típico paseo de Hollywood, con estrellas incluidas de actores como Bruce Lee y Jackie Chan entre otros. Al final del paseo, se encuentra la famosa estatua del amigo Bruce, sin duda alguna, lugar clásico dónde millones de personas habrán inmortalizado ese momento con una fotografía posando junto a la misma.

IMG_1554

IMG_1560

De mañana es digno de mencionar el pasearse por las calles más caóticas de Hong Kong Island, pasearse por el tranvía y perderse entre los puestecillos de comida, ropa y demás enseres. También el turista se ve obligado a conocer el Escalator, una enorme e interminable escalera mecánica que lleva desde los barrios bajos de Hong Kong Island a los que se encuentran a los pies de la montaña. Aprovecho para recalcar la falta de espacio para construir aceras  y así comentar la bien lograda función del Escalator que cruza edificios y se eleva sobre las calles de esa compactada urbe.

No quiero acabar sin mencionar el domingo filipino. Cada domingo millones de filipinas que trabajan como amas de casa y cuidadoras salen a la calle y comen y disfrutan de sus únicas 12 horas libres a la semana, desde las 8 a las 20 horas. Situación impresionante y digna de vivir, y en la que uno se da cuenta de lo afortunado que es. Miles de mujeres filipinas se agolpan por los rincones, parques y pasarelas de Hong Kong sobre cartones para disfrutar de su día libre. Durante esas horas se las puede ver comer, jugar a las cartas, maquillarse para salir de fiesta después de comer… situaciones que dejarán impactado al visitante.

IMG_1585

 IMG_1594

Si quiero resumir mi impresión de Hong Kong, sin duda alguna fue un viaje inolvidable: buena compañía y un lugar impresionante y lleno de contrastes, sin duda único en el mundo y muy distinto de Pekín; para empezar, porque se habla inglés y cantonés, no únicamente mandarín y por continuar porque los chinos no van continuamente escupiendo y haciendo el gorrinillo por las calles entre otras muchas cosas. Un lugar impresionante que todo el mundo debería visitar, aunque poco a poco me voy dando cuenta de que cada lugar en Asia, incluido Pekín, me merece esa opinión.

Aclimatándonos a Beijing, Bon Appétit!!!

•octubre 31, 2012 • Dejar un comentario

Después de unas semanas intensas en el trabajo y sin tiempo para mucho,  parece que todo se va relajando un poco y nos vamos encontrando más en nuestra salsa en esta gran ciudad.

Entre el poco tiempo libre del que hemos gozado, hemos tenido que sacrificar nuestro más preciado tesoro español (la siesta) para ir rearmando la casa como ella se merece. El resto del tiempo ha sido aprovechado hasta el segundo en esos paseillos que otorga esta ciudad colmados de curiosidades. Entre otros paseos por la ciudad, caben descacar Tiananmen, Ciudad Prohibida, ciertos Lagos que su terrible e impronunciable nombre hace que no los recuerde y el mercado nocturno entre otros el cuál os describiré a continuación.

Hace un par de semanas pudimos disfrutar del típico mercado nocturno, al que todo turista acude para deleitarse con sus gentes, puestecillos y “manjares” varios.

El mercado en sí es una locura: gente por todos lados en pasillos más estrechos que un palillo, infinidad puestecillos agolpados uno a continuación del otro, pero un lugar muy recomendable para perderse durante un tiempo. Entre las apetitosas habilidades culinarias de tan magníficos cheff se encuentran entre otras los ya clásicos pinchos morunos conocidos en el mundo entero, con ingredientes tan variados como escorpiones, serpiente, gusanos más gordos que Falete después de comer en un buffet libre, cucarachas, caballitos y estrellas de mar….

Con la intención iba de saborear algo apetitoso, así que lo primero en caer fue un delicioso pincho moruno de serpiente. Después de un rato disfrutando de “increibles” olores, me decidí a probar un pinchito de escorpiones. El sabor os lo dejo que lo descubráis en vuestras visitas a la zona, no os voy a estropear la sorpresa. He de decir que en próximas visitas, y con unas cuantas cervezas encima procederé a la ingesta de cucarachas y gusanos, de otra manera sería demasiado duro para mi fino paladar. Para los curiosos o incrédulos unas fotillos.

Dicho ésto, me despido, esperando que no tarde tanto en narrar próximas historietas si el trabajo y la vida me lo permite. En breve nos vamos a gozar unos días de HongKong, así que ese capítulo será de obligada narración.

Saludos desde la China!

Maratones olímpicos en distintos husos horarios. Crónica de un viaje histórico y primeras horas en la ciudad

•octubre 7, 2012 • Dejar un comentario

No podía ser menos y el día de la partida, para no perder la costumbre, llegamos con lo justo a facturar, justo antes de que cerraran y me dejaran sin poder enviar la maleta. Tras lograr el objetivo de facturar mi maleta, ya con mis nuevos compañeros, nos dirigimos camino al avión que nos llevaría a Londres, dónde tras una breve escala, solo 1 hora, cogeríamos el sigiuente avión hacia la gran Beijing. Sorpresa al ir hacia el avión… retraso de media hora… Empezaban ya las risas porque con ese retraso se barruntaba que iba a ser justito justito el tiempo para cambiar de avión en Heathrow. Tras la espera, salimos en avión con su correspondiente retraso hacia Londres!

La llegada a Londres fue tranquilita, no siendo porque el avión aterrizó con retraso y nadie mencionó que habia que atravesar medio aeropuerto para coger el siguiente, así que maletas, portátiles y todo en mano nos pusimos a correr y subir y bajar escaleras por el aeropuerto londinense. No ayudaba ver por las pantallas que el embarque de tu vuelo se estaba cerrando desde luego, así que tocó darlo todo, y tras un buen rato de ejercicio llegamos sudando al embarque. El primer maratón en la última ciudad de los JJOO estaba completado!!

Una vez en el avión, nos encontramos con el primer problema idiomático con una amable mujer china que estaba separada de su marido. Menos mal que un gran hombre nos hizo de traductor y ayudó al tetris que se produjo en el avión con triple cambio de sitio y pirueta mortal de no menos de 7 personas. Después de esta pequeña incidencia nos relajamos y nos pusimos a gozar de esa fantástica barra libre que nos acompañaría todo el largo viaje. Entre cervezas fue transcurriendo la primera hora hasta que llegó la cena, de la que poco se podría decir… He probado cosas mejores en el hospital con mucha diferencia, menos mal que estuvo amenizada con unos vodkas-limon patrocinados por British Airways. Del resto del viaje poco más que decir, unos durmieron y los que no podíamos, decidimos seguir tomando “refrigerios” toda la noche. Finalmente caimos dormidos cuando quedaba una hora para llegar, así que la empanada al despertarnos al poco rato no fue muy de nuestro agrado.

Sobre la hora prevista llegamos a Beijing, dónde empezamos a darnos cuenta realmente de que estabamos en la mierda jaja
Un gran y precioso aeropuerto en el que pasamos un par de horas entre asuntos monetarios y de comunicaciones. Especial mención para Miki que con su gran nivel de chino nos guió hacia la oficina, no sin sufrir antes el primer timo de los chinorris con los taxis. Afortunadamente no fue mucho el impoorte pagado en el timo así que sirvió para echarnos unas risas. Tras conocer a los actuales becarios, a los que agradezco su hospitalidad, nos repartimos por los diferentes pisos para dejar equipajes y empezar la “curiosa” búsqueda de pisos.  Nos presentaron a una amable a la par que pesada agente de inmobiliaria que en los próximos días nos mostraría gran variedad de pisos, desde palacios hasta auténticas ratoneras chinas por un mas que módico precio, para ser millonario eso si. Tras esos impases entre las visitas de pisos, decicimos llamar a algunos contactos que había hecho yo desde españa y quedamos con una “amable” malaya para que nos enseñara un piso. No nos imaginábamos que se estaba gestando la segunda maratón olímpica en el mísmo día…

Después de hablar con ella acudimos al lugar que nos había indicado, una parada de metro, solo que no acudimos a esa, acudimos a la del otro lado de la calle. No parecía un gran problema así que cuando nos llamó indignada preguntando que dónde estábamos, la dijimos que nos fuera a buscar a la otra para evitar pérdidas. Grata sorpresa cuando vimos que aparecía en una clasica moto pekinesa con un careto de mala hostia y nos decía que la siguieramos. Sin duda ni de blas, pensábamos que iba a recorrer el buen trecho (cuando digo bueno me refiero a kilómetros en plural) a la casa encima de la moto a toda castaña entre el “ordenado” tráfico pekines. Muy educada ella acelarador a fondo y sin mirar para atrás inició su camino mientras nosotros lo dábamos todo corriendo como locos por las calles jugándonos la vida. Poco a poco los corredores iban cayendo para al final acabar codo con codo en un ajustado final junto al gran Idafe. Los jueces después de ver la foto finish decidieron dar un empate. Reventados vimos el piso, en el que hoy seguramente comenzaremos a vivir si todo sale bien y gestionamos un gran contrato después del pertinente regateo que hemos realizado.
Así más o menos transcurrió el primer día, entre viaje y aventuras, en el que conseguimos lo que no muchas personas podrán haber logrado… correr en las dos últimas ciudades olímpicas con una diferencia de horas… ¿acaso no nos merecemos una medalla?

En próximas fechas empezamos a narrar la historia china que estamos viviendo, saludos desde Beijing!!

¡¡Nos vamos!!

•octubre 2, 2012 • 1 comentario

Finalmente después de un mes y medio de “durísimo” trabajo en Madrid como consecuencia del curso obligatorio para poder trabajar, estamos a tan solo un día de iniciar un nuevo y apasionante cambio en la vida.

Muchas cosas dejo atrás en el país que me acogió durante toda mi vida, con algún pequeño impás por el extranjero, pero sin duda esta etapa es algo más que eso, es una nueva etapa que espero sirva como salto para poder vivir durante un periodo bastante amplio de tiempo por Asia, en cualquier caso sea donde sea fuera de mi querida Espapaña. Dejo amigos, familia, recuerdos, experiencias, pero voy en busca de todas ellas y de mucho más.

Uno se siente un poco raro en las horas previas al despegue, no sé muy bien si es emoción, acojonamiento, felicidad o todas a la vez.

Espero reencontrarme con toda esta gente por el mundo, ya sea en Asia, o en cualquier otro continete, para vivir nuevas aventuras o recordar viejos tiempos.

Sin más, os relato las peripecias de mi viaje de partida (también conocido por los que vamos como la fiesta con barra libre más larga de la historia, 13 horitas nada más y nada menos).

Salimos de nuestra querida T4 a eso de las 14:20 Hora Zulú con dirección al aeropuerto de Heathrow (Londres) donde llegaremos sobre las 15:35 hora local.

Después de una breve escala saldremos de Heathrow hacia al aeropuerto de Beijing donde nos espera…. un chino en un taxi, porque nadie más se ha dignado a recogernos.

Llegaremos al espectacular aeropuerto de Bejing sobre las 9:40 am hora local, y dónde deberemos al poco de llegar comenzar la divertida tarea de buscar un piso para vivir. En los próximos días cuando esté asentado, escribiré sobre este tema, que estoy seguro que va a producir numerosas risas por parte de los lectores.

Muchas gracias por todo gente y ¡nos vemos por el mundo!